Ponencia Inbranding ASOMERCADEO

Fue un honor para mi que me invitaran a Medellín a dar esta charla.

Gracias ASOMERCADEO

Cada vez que hablo de InBranding no entiendo cómo pude haber tantas empresas que le den la espalda a este concepto tan importante para las marcas.

Anuncios

InBranding y marcas políticas

Modelos InBranding_Marketing Político.001

Se acercan unas elecciones generales apasionantes desde el punto de vista de la comunicación y el branding. Cuatro marcas tienen 11 días para decidir un 40% de los votos que todavía quedan en el aire. Cuatro productos (los candidatos) tienen un papel muy complicado para arañar en esa bolsa de indecisos. Pero alguien ha pensado que la clave no está en seducir a los 8 millones de indecisos sino en convencer a los 12 millones de decididos. Porque si cada una de las personas que ya tiene su voto decidido, es capaz de convencer a un indeciso de su alrededor su partido, indudablemente, ganará las elecciones.

Esta es la teoría básica de InBranding que muy bien han empleado los partidos políticos durante años, al entender que su militancia es el valor más grande que tienen para expandir su marca desde el interior hacia el exterior.

¿Pero qué ocurre en el mundo 2.0? El poder de las Redes Sociales es un fenómeno imparable en el marketing político. Los partidos no sólo cuentan con militantes y simpatizantes sino que ahora, en su circulo de atracción, tienen a millones de personas conectados a ellos a través de las Redes Sociales. No son ni militantes, ni simpatizantes: son seguidores y tienen un poder de seducción clave en unas elecciones. Son cientos de miles de personas que conversan a una velocidad de escándalo.

Me atrevería a decir que estas elecciones las puede ganar un Hashtag. #20D

Algunos datos de los seguidores en Twitter de los cuatro aspirantes a la Moncloa.

Podemos: 827.000

PP: 414.000

PSOE: 324.000

Ciudadanos: 248.000

Las tres claves de la comunicación interna

Comunicación Interna.014

La comunicación interna es cada día más importante en las empresas. Cuando la comparamos con la comunicación externa descubrimos que entre ellas hay ciertas similitudes. Las bases sobre la que se sustenta una y otra no difieren mucho: mensaje, target y medios. No obstante, conviene revisar cada uno de estos puntos y adaptarlos a la realidad de la comunicación interna.

MENSAJE. Cuando diseñamos una campaña de comunicación de marketing una de las claves es definir el mensaje: “¿qué queremos comunicar?” para vender un producto o servicio a nuestros potenciales clientes. En el caso de la comunicación interna no deberíamos intentar vender nada. La comunicación interna tiene que ofrecer ideas-contenido de interés capaces de informar, ilusionar e implicar a los empleados de la compañía con las prioridades de la empresa.

El mensaje es una “idea-contenido”

TARGET. Una de las obsesiones del marketing moderno ha sido segmentar a la población para seleccionar aquellos grupos a los que queremos impactar, lo que llamamos el target: “¿a quién nos queremos dirigir?”. La comunicación interna no entiende de target, pues no debería separar entre nosotros, el emisor, y ellos, el receptor. La verdadera comunicación interna se produce cuando el emisor y el receptor son el mismo, creándose conversaciones colectivas capaces de aportar valor a la empresa. Se parece más a la cultura 2.0 de comunicación, donde creadores y consumidores se funden en uno.

El target es una “conversación colectiva”

MEDIOS. En comunicación de marketing, una vez tenemos el mensaje y sabemos a quién lo queremos “teledirigir” aparece la pregunta del; “¿cómo vamos a llegar al target?”. Para ello acostumbramos a realizar campañas multimedia, hoy denominadas 360 grados, para intentar impactar a los consumidores en todos los puntos de contacto con la marca. En comunicación interna, también tenemos que utilizar diferentes canales, no obstante, la comunicación real comienza luego, cuando las personas empiezan a conversar acerca de la “idea-contenido” ya sea a través de foros, charlas informales o mediante los nuevos medios digitales. Es entonces cuando descubrimos que el medio más poderoso que tiene una empresa para vehicular su comunicación es la persona.

El medio es “la persona”

La crisis dispara las e-convenciones

Modelos InBranding.005

Las empresas cada vez tienen más dispersión geográfica y menos recursos para movilizar a sus trabajadores para celebrar las convenciones y reuniones empresariales. No obstante, está creciendo la necesidad de las empresas en intensificar la comunicación interna y la relación con su red de distribución. Las posibilidades que nos ofrece hoy la tecnología nos permiten mejorar la comunicación, a la vez que disminuir los costes de desplazamiento, alojamiento y el tiempo en recursos humanos, pocas veces contabilizado por las empresas, y que supone un gran impacto para las organizaciones.

Técnicamente estos servicios se denominan webcast: anglicismo que viene a significar emisión por la web. Es un formato de comunicación a través de Internet que permite realizar conferencias, convenciones, reuniones o comunicados virtuales en vivo o en diferido.

Ventajas de la e-comunicación

Inmediatez y flexibilidad. Podemos reunir en directo, a la misma hora, a cientos o miles de personas, o bien disfrutar del contenido en diferido en función de la disponibilidad de los asistentes.

Ahorro de costes. Para muchas empresas la inversión en logística es uno de los costes más importantes de la actividad comercial y, no hay duda que la inversión necesaria para realizar un e-meeting es infinitamente menor a una reunión presencial.

Recoger el feedback de los asistentes. Un beneficio añadido es que las emisiones por la Web permiten hacer un seguimiento detallado, minuto a minuto, de la audiencia de la convención, así como ofrecer  la posibilidad de incorporar servicios intercativos entre ponentes y espectadores.

Para organizar cualquiera de estos servicios digitales te podemos ayudar en todo el proceso: desde la creación de contenidos hasta la difusión y el análisis de resultados.

1. Estructura, Guión y Presentación. Ayudamos al cliente a definir los mensajes principales de la presentación, elaborando a continuación un guión de la misma. También diseñamos y maquetamos la presentación en PowerPoint que acompañará al ponente en el webcast.

2. Rodaje y Postproducción. Disponemos de equipos de grabación y postproducción audiovisual para capturar y editar la parte audiovisual del webcast. El rodaje se puede realizar en las oficinas del cliente, o en un espacio preparado para ello (p.e. un hotel).

3. Emisión del Webcast. Utilizamos las plataformas más avanzadas y fiables para asegurar la máxima calidad en la visualización de los contenidos y un control total sobre la emisión.

Si quieres conocer más acerca de estos servicios contacta con www.winc.es

A %d blogueros les gusta esto: