Ponencia Inbranding ASOMERCADEO

Fue un honor para mi que me invitaran a Medellín a dar esta charla.

Gracias ASOMERCADEO

Cada vez que hablo de InBranding no entiendo cómo pude haber tantas empresas que le den la espalda a este concepto tan importante para las marcas.

InBranding y marcas políticas

Modelos InBranding_Marketing Político.001

Se acercan unas elecciones generales apasionantes desde el punto de vista de la comunicación y el branding. Cuatro marcas tienen 11 días para decidir un 40% de los votos que todavía quedan en el aire. Cuatro productos (los candidatos) tienen un papel muy complicado para arañar en esa bolsa de indecisos. Pero alguien ha pensado que la clave no está en seducir a los 8 millones de indecisos sino en convencer a los 12 millones de decididos. Porque si cada una de las personas que ya tiene su voto decidido, es capaz de convencer a un indeciso de su alrededor su partido, indudablemente, ganará las elecciones.

Esta es la teoría básica de InBranding que muy bien han empleado los partidos políticos durante años, al entender que su militancia es el valor más grande que tienen para expandir su marca desde el interior hacia el exterior.

¿Pero qué ocurre en el mundo 2.0? El poder de las Redes Sociales es un fenómeno imparable en el marketing político. Los partidos no sólo cuentan con militantes y simpatizantes sino que ahora, en su circulo de atracción, tienen a millones de personas conectados a ellos a través de las Redes Sociales. No son ni militantes, ni simpatizantes: son seguidores y tienen un poder de seducción clave en unas elecciones. Son cientos de miles de personas que conversan a una velocidad de escándalo.

Me atrevería a decir que estas elecciones las puede ganar un Hashtag. #20D

Algunos datos de los seguidores en Twitter de los cuatro aspirantes a la Moncloa.

Podemos: 827.000

PP: 414.000

PSOE: 324.000

Ciudadanos: 248.000

¿Qué ocurre cuando no hay jefes ni cargos en una empresa?

InBranding ASOMERCADEO_Medellín_2015.001

Tony Hsieh anunció el año pasado que en Zappos, una de las marcas de retail más importante de Estados Unidos, ya no iba a haber más jefes ni cargos en las tarjetas. Se llama holacracy y consiste en romper las jerarquías verticales para pasar a a un modelo de gestión por círculos auto-gobernables, donde el foco se pone en el proyecto y no en la persona. Esta iniciativa es, sin duda, una fórmula moderna de gestión de personas pero, por encima de todo, es una nueva vuelta de tuerca en la estrategia de InBranding de Zappos.

Al anular el reporting tradicional a un jefe, hace que la persona no tenga más remedio que agarrarse a la marca, que es a fin de cuentas, quien le da de comer. Si además, en mi tarjeta sólo queda mi nombre y la marca, no hay duda que el lazo se estrecha.

Cuando promovemos la auto-responsabilidad, el foco en el proyecto y no en la persona (jefe), y permitimos la creatividad individual dentro de una empresa estamos haciendo crecer la cultura empresarial y el valor de la marca.

Si quieres un poco más de información acerca de esta iniciativa, de la que también participan empresas como Twitter, te dejo este link.

http://www.washingtonpost.com/blogs/on-leadership/wp/2014/01/03/zappos-gets-rid-of-all-managers/

Olé una vez más por Zappos!

branding360_2

El próximo 3 de octubre a las 19:00 en Barcelona voy a impartir un curso de Brand Management en Foxize School.

Los asistentes a esta sesión de Brand Management se llevarán los conocimientos básicos para empezar a trabajar en campos relacionados con la gestión de marcas en: departamentos de marketing, agencias de publicidad, consultoras de marcas, agencias de comunicación, etc.

Al finalizar la sesión, los participantes conocerán:

  • Las fuentes y metodologías para la valoración de la marca.
  • Los conceptos clave para construir una marca antes de pasar a la expresión gráfica de ésta.
  • Ejemplos de marcas que ofrecen una experiencia de marca excepcional.

Si quieres asistir a este curso apúntate a través de este link: http://www.foxize.com/f/78WSZ

Si quieres conocer mi perfil profesional conóceme en: LinkedIn

 

Las tres claves de la comunicación interna

Comunicación Interna.014

La comunicación interna es cada día más importante en las empresas. Cuando la comparamos con la comunicación externa descubrimos que entre ellas hay ciertas similitudes. Las bases sobre la que se sustenta una y otra no difieren mucho: mensaje, target y medios. No obstante, conviene revisar cada uno de estos puntos y adaptarlos a la realidad de la comunicación interna.

MENSAJE. Cuando diseñamos una campaña de comunicación de marketing una de las claves es definir el mensaje: “¿qué queremos comunicar?” para vender un producto o servicio a nuestros potenciales clientes. En el caso de la comunicación interna no deberíamos intentar vender nada. La comunicación interna tiene que ofrecer ideas-contenido de interés capaces de informar, ilusionar e implicar a los empleados de la compañía con las prioridades de la empresa.

El mensaje es una “idea-contenido”

TARGET. Una de las obsesiones del marketing moderno ha sido segmentar a la población para seleccionar aquellos grupos a los que queremos impactar, lo que llamamos el target: “¿a quién nos queremos dirigir?”. La comunicación interna no entiende de target, pues no debería separar entre nosotros, el emisor, y ellos, el receptor. La verdadera comunicación interna se produce cuando el emisor y el receptor son el mismo, creándose conversaciones colectivas capaces de aportar valor a la empresa. Se parece más a la cultura 2.0 de comunicación, donde creadores y consumidores se funden en uno.

El target es una “conversación colectiva”

MEDIOS. En comunicación de marketing, una vez tenemos el mensaje y sabemos a quién lo queremos “teledirigir” aparece la pregunta del; “¿cómo vamos a llegar al target?”. Para ello acostumbramos a realizar campañas multimedia, hoy denominadas 360 grados, para intentar impactar a los consumidores en todos los puntos de contacto con la marca. En comunicación interna, también tenemos que utilizar diferentes canales, no obstante, la comunicación real comienza luego, cuando las personas empiezan a conversar acerca de la “idea-contenido” ya sea a través de foros, charlas informales o mediante los nuevos medios digitales. Es entonces cuando descubrimos que el medio más poderoso que tiene una empresa para vehicular su comunicación es la persona.

El medio es “la persona”

Invierte en personas. Invierte en la marca

desayunos con ideas InBranding

En WINC inauguramos una nueva temporada de “Desayunos con Ideas”. Vamos a reflexionar sobre un tema que ahora, más que nunca, será vital para la supervivencia de las empresas en una nueva realidad del mercado: las personas y su capacidad para impulsar una marca.

Nuestra primera reflexión no te dejará indiferente “El cliente no es lo primero”. Esta es la idea que encabeza esta charla para explicar que muchas marcas han estado tradicionalmente enfocadas, única y exclusivamente, hacia el consumidor, saltándose a otros grupos de interés de la compañía entre los que destaca especialmente uno: los empleados (hoy personas que trabajan para y con una marca).

Nos pondremos en contexto del nuevo papel de la persona en la Organización y de su capacidad para asumir un nuevo rol dentro de ella “el embajador de la marca”. Veremos como las empresas que destacan en este nuevo mundo son precisamente las que consiguen que todas las personas interioricen y quieran, libremente, prescribir la marca a su entorno.

Finalmente te daremos unas pautas básicas para implementar un plan de InBrandig en tu Organización.

Pero lo más importante serán tus reflexiones y tu punto de vista sobre este tema. Si quieres asistir a un “Desayuno con Ideas” en WINC, sólo tienes que organizar un pequeño grupo de tu empresa (4-8 personas) y ponerte en contacto con nosotros en: info@winc.es y te explicaremos cómo lo organizamos.

Happy Business

Modelos InBranding.003

En el mundo de los negocios tradicionalmente hemos pensado que la felicidad en la empresa llega después de los resultados. Algunas empresas están invirtiendo el orden de esta ecuación para ofrecernos nuevos modelos de pensamiento empresarial. El esfuerzo de estas compañías está primero en crear felicidad dentro de la empresa para que  luego se traduzca en resultados ($). Uno de los máximos exponentes de esta tendencia, a la que llamaremos Happy Business, es la tienda de zapatos y prendas de vestir on-line Zappos que edita, anualmente, un libro de Cultura de su marca redactado por todos los trabajadores de la compañía. Tony Hsieh, CEO y fundador de esta empresa es claro: “Zappos is really just about delivering happiness whether it’s the customers or employees.”  Y lo resume (la felicidad dentro de la empresa) en cuatro factores clave para alcanzarla: percepción de control, percepción de progreso, grado y calidad de nuestras conexiones y sentirte parte de algo superior a uno mismo. Si quieres leer el artículo entero lo encontrarás aquí.

Otro referente en este campo es Henry Stewart, quizás la voz más destacada en este campo, y quien nos ofrece toda una lección a través del lema de su marca: “Happy. Seroius learning” y que nos hace reflexionar profundamente. En una de sus charlas que podemos escuchar en la plataforma Action for happiness (otro caramelo en este campo) nos explica cuales son los factores clave para promover la felicidad en el lugar de trabajo, y aquí vamos a sumarnos a su tesis y hacer nuestra propia reflexión.

  • Challenge (reto). El trabajo tiene que ser un reto día a día. Es evidente que la rutina y la famosa “zona de confort” nos puede producir felicidad en el trabajo, pero fuera él. Simplemente el trabajo se convierte en un generador de tranquilidad en nuestra vida pero no de felicidad.
  • Freedom (libertad). ¿Quién quiere trabajar sin libertad? Libertad de horarios, de gestión del propio tiempo y de nuestras tareas. Libertad de pensamiento, pensar por uno mismo, tomar decisiones y actuar sin estar sometidos al “pensamiento del jefe”. Cuando somos “librepensadores” es cuando podremos sacar lo mejor de nosotros mismos y aportar valor a nuestro trabajo y en consecuencia a la empresa.
  • Trust (confianza). Necesitamos gozar de la plena confianza de nuestros superiores, de nuestro equipo, de nuestros compañeros y lo que es más importante, recibir la máxima confianza de nosotros mismos. Si trabajamos con miedo nunca seremos capaces de alcanzar nuestros retos.

La felicidad en el trabajo no tiene nada que ver con las risas; es uno de los activos más importantes que una empresa puede sembrar y hacer crecer.

A %d blogueros les gusta esto: